¿Qué es un préstamo de efectivo en el acto?

El préstamo de efectivo en el acto es, como lo dice su nombre, una solución económica rápida y fácil, una forma de obtener financiación en efectivo con requisitos mínimos.

Estos préstamos los podemos conseguir en bancos, casas de crédito y algunas cooperativas.

Un préstamo puede tener múltiples razones, querer refinanciar  una vieja deuda o querer comprar un electrodoméstico. O quizás afrontar un gasto extra que no tuvimos en cuenta en nuestra economía diaria.

Requisitos generales para pedir un préstamo:

¿Qué debo tener en cuenta si quiero pedir un préstamo? Muchos de estas ayudas financieras se piden vía internet, por lo que hay que completar un formulario con datos básicos. Es un requisito indispensable ser mayor de edad y tener DNI para acreditar nuestra identidad. Hay algunas entidades que ponen también un tope a la edad máxima, por ejemplo, entre los requisitos podemos encontrar una cláusula como la siguiente: “Personas físicas cuya edad al término del préstamo no supere la prevista para acogerse al régimen jubilatorio”.

Por otro lado, un posible requisito para pedir un préstamo es la presentación de los recibos de sueldos si se trabaja en relación de dependencia. Si se es autónomo, algún comprobante de ingresos.

Estos préstamos, por lo general, no conllevan la presentación de un aval o una garantía.

Requisitos para pedir un préstamo bancario:

En nuestro país tenemos una gran cantidad de bancos que ofrecen préstamos personales. Hay bancos privados que ofrecen desde un mínimo de $1000 y un máximo de $350.000 con requisitos como un sueldo base de $6500 y tener cierta antigüedad en el trabajo.

Por otro lado, otra opción también es la banca pública que dependiendo de la institución, puede que le soliciten tener por lo menos seis meses de antigüedad en el trabajo o no mantener deudas de cuotas alimenticias o con el banco.

Obviamente si no es cliente del banco al que le solicite el préstamo, van a querer afiliarlo a su institución por lo que además del costo del préstamo va a tener que estar atento al costo de cualquier tarjeta o servicio que le otorguen. Pero por otro lado, quienes son clientes puede optar con más facilidades o beneficios como acceder a préstamos directamente desde la banca internet.

Por otro lado, alguna de estas entidades poseen un simulador del préstamo donde podemos ver los gastos y las cuotas a pagar según el plazo de pago que determinemos. Para ello podemos acceder al simulador del Banco de la Nación Argentina o del Banco Ciudad.

Estos simuladores de préstamos son muy completos e útiles ya que nos dan una visión panorámica de las cuotas a pagar teniendo en cuenta todos los gastos que ocasionará sacar el préstamo como el IVA, el seguro de vida y las alícuotas de las tasas y costos financieros lo que nos posibilita poder comparar con otras instituciones y poder optar por la que más nos conviene. El simulador del Banco Nación, también establece de cuánto deben ser los ingresos netos necesarios para poder pedir el préstamo.

Préstamo personal rápido

Cuántas veces nos pasa que nos surge un imprevisto en el mes y no contamos con ahorros para poder cubrirlo? Por ejemplo, se rompió el termotanque en pleno invierno y no tiene reparación, por lo tanto, debemos comprar uno nuevo o tenemos que cambiar a los chicos de colegio porque se llevan mal con los compañeros y el nuevo colegio pide que paguemos la matrícula y la mensualidad todo junto…  O simplemente, te podes tomar vacaciones de tu trabajo y querés viajar a algún lugar desconocido. Para todas estas opciones podes pedir un préstamo rápido que te va a brindar el efectivo que necesitas en tiempo y forma.

Esto se debe a que ya desde sus inicios el préstamo tuvo un fin solidario, se prestaban semillas para poder seguir con las cosechas. Tiempo después se empezó a utilizar con el dinero y nació allí también el concepto del interés. Un préstamo es, como lo dice en sí la palabra, la acción de prestar. Hay una persona a quien se le entrega algo y debe devolverlo en un futuro pactado. .

¿Dónde y cómo pedir un préstamos?

En nuestro país quienes ofrecen más préstamos son los bancos (privados como estatales) y distintas entidades financieras. Podemos acercarnos a un local y pedir que nos asesoren sobre los préstamo o podemos ver vía on-line qué préstamos hay disponibles y solicitarlo por esa vía. Siempre es recomendable trabajar con una entidad de confianza aunque también es primordial comparar los servicios, las tasas de intereses y los gastos para no terminar trabajando con una entidad que sea demasiado caro. Los requisitos para pedir el préstamo, en líneas generales, son los mismos en todas partes: ser mayor de edad, tener DNI y constancias de ingresos mensuales. Algunas entidades pueden solicitar más documentación que otra. Pero los pasos a seguir son los mismos en todas la entidades, una vez que tiene toda la documentación requerida, van a verificar que quien solicita el préstamo no cuente con deudas anteriores. Si se pasa este análisis, se obtendrá el préstamo.

¿Por qué se los llama préstamos rápidos?

Esto se debe a que después de realizada la solicitud, si todos los papeles están bien, se puede llegar a tener el préstamo dentro de las 24 hs. Muchas entidades bancarias trabajan con préstamos vía on-line pre-aprobados para sus clientes. Otras entidades financieras, en cambio, como Grupo Puerto, una vez que reciben el pedido del préstamo, se ponen en contacto con el solicitante y solicitan referencias bancarias para poder hacer el análisis correspondiente.

Hay otras entidades que al solicitar un préstamo, tienen que realizar una calificación del solicitante, y piden un montón de documentos, algunos certificados por contador público, y deben enviar todo el legajo a casa central para ver si aprueba el préstamo y por cuánta plata. Estos otros préstamos suelen demorarse por lo menos 15 días.

Por eso, al momento de pedir un préstamo deberemos poner sobre la balanza con qué entidad queremos trabajar, qué apuro tenemos en conseguir el efectivo y la forma de la devolución, si va a ser con cheques o pagando cuotas mensuales.

¿Cómo funcionan los préstamos personales de GrupoPuerto?

Si está evaluando pedir un préstamo para afrontar un gasto que no tenía previsto o para tomar el hincapié que necesitaba para realizar una compra o una reparación en su casa, lo invitamos a que conozca Grupo Puerto, la empresa que le ofrece la manera más simple y rápida de acceder a un crédito a través de sus cheques personales, los de su compañía o de terceros.

Como toda empresa de confianza, Grupo puerto cuenta con el aval de más de 15 años en el mercado otorgando préstamos personales. SItuados en el corazón de Capital Federal pero con experiencia en Provincia de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Además de adherir a la políticas de confidencialidad que protegen los datos de quien solicita el préstamo on-line. Sin embargo, el dato más importante es que el 98% de sus clientes recomienda el trabajo que realiza Grupo Puerto.

¿Cómo pedir un préstamo?

Puede pedir su préstamo en Grupo Puerto completando el formulario de la página web donde solicitan nombre y apellido, número de teléfono y e-mail y un agente se va a poner en contacto con usted. Los préstamos en efectivos pueden ser de hasta $300.000 a pagar en largo plazo. Estos son préstamos sin aval ni garantía.

Luego de su consulta vía e-mail, teléfono o web, Grupo Puerto verifica los datos de su cuenta, se piden referencias bancarias y se evalúa el préstamo a otorgar. Una vez confirmado el crédito se le contactará para armar una devolución acorde con sus ingresos, así mismo deberá decidir dónde realizar la operación. Podrá designar usted mismo un domicilio donde se entregará el efectivo, o solicitar una transferencia bancaria o bien retirarlo de las oficinas de Capital Federal e interior del país

Este servicio está disponible para Empresas Pymes o Personas que posean una Cuenta Corriente con chequera dentro del territorio Argentino, trabajando con los principales bancos privados como el BBVA Francés, Santander Río, Galicia, Macro y Standard bank. De esta forma, el préstamo con cheques personales soluciona su necesidad financiera ofreciéndole efectivo en el acto y puede tener un control de los plazos de devolución según la cantidad de cheques que emita.

La idea principal de este tipo de préstamo es que usted recibirá el dinero sin trámites molestos ni gastos de gestión.

Requisitos para pedir un préstamo personal

Grupo Puerto otorga préstamos en el día, de manera sencilla, sin mayores requisitos que el de una cuenta corriente en Argentina, de por lo menos 6 meses de antigüedad. No se requieren avales, ni garantías, y desde su propio domicilio, vía internet o llamado telefónico podrá gestionar y recibir el dinero pedido..

Cotizar el préstamo personal

Como ya sabemos, las tasas de intereses son un punto importante a tener en cuenta al momento de pedir el préstamo. Muchas veces los costos son siglas o jeroglíficos que no sabemos qué significan. Para estar seguros de lo que vamos a pagar, podemos ver en el artículo ¿Donde asesorarse a la hora de pedir un préstamo? a que apuntan dichos gastos.

Grupo Puerto desde su página web nos indica que la Tasa Nominal Anual (TNA) es 65% y la Tasa Efectiva Anual (TEA) es del 68%.

¿Existen préstamos internacionales?

Claramente cuando pensamos en préstamos internacionales lo primero que se nos viene a la cabeza son organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el F.M.I. o el grupo de París, todas organizaciones prestamistas del Estado.

Entonces, ¿Es posible pedir un préstamo personal internacional?

La respuesta es sí, aunque puede que conlleve trámites diferentes en comparación a hacer la solicitud en una entidad de nuestro país. Quizás no es una práctica muy habitual en Argentina, pero sin duda se realiza muy frecuentemente en Europa y Estados Unidos (muy comunes para estudiantes, por ejemplo).

Como siempre, debemos estar atentos de trabajar con una entidad reconocida para evitar caer en cualquier tipo de fraude internacional.

Requisitos para pedir un préstamo internacional

Como ya sabemos, el propósito de un préstamo en efectivo es el de proporcionar al usuario que necesita dinero rápido la ayuda necesaria. Solicitar el préstamo on-line es la manera más sencilla de obtenerlo. Afortunadamente, Internet ofrece muchos sitios web en donde el trámite a realizar por el dinero que se necesita es  rápido y fácil. Esto se debe a que el proceso de solicitud es sencillo.

Los prestatarios necesitarán proporcionar información personal, historial de empleo e información de cuenta bancaria. Una vez aprobado el préstamo, el dinero es depositado en la cuenta bancaria especificada en la solicitud. Es muy probable que, dependiendo del valor solicitado, nos soliciten documentación respaldatoria de nuestros ingresos.

Localmente con el DNI y, según el caso, los recibos de sueldo, se puede acceder a un préstamo personal por un valor mínimo como podemos ver en el artículo:
Pasos para pedir un préstamo personal.

Debemos tener en cuenta que un prestamista internacional puede llegar a requerir más documentación.

¿Me conviene pedir un préstamo local o uno internacional?

Otro tema a prestar atención es que en comparación con un préstamo local, el solicitar un préstamo personal internacional puede tardar un poco más, debido a las diferencias horarias entre países. Dependiendo de en dónde viva el cliente y dónde está localizada la compañía, la diferencia pueden ser de horas, casi un día o incluso más.

El proceso de solicitud puede tomar de entre 24 a 48 horas en el caso de los préstamos internacionales. Por otro lado, si requieren de documentación certificada o algún documento original, deberemos tener en cuenta el tiempo del correo.

Además, un punto importante a verificar es ver cómo se realizará el pago de la devolución de los fondos, puesto que para girar divisas por servicios en nuestro país es un trámite engorroso que, dependiendo de la entidad interviniente, puede llegar a requerir de certificaciones contables, entre otros documentos.

Otra forma de pago es mediante agentes que ofrecen servicios financieros también en otros países. Este es un punto crucial por lo que es importante asesorarse bien para luego no tener inconvenientes al momento de cancelar las cuotas. Para más información sobre un préstamo en  nuestro país pueden consultar nuestro artículo Sobre préstamos personales en Argentina.

Pedir un préstamo internacional puede ser de mucha ayuda si necesitamos efectivo en el acto, pero siempre nos será más fácil lidiar con un agente local. Será cuestión de poner en la balanza todos los pro y contra y definir que es más conveniente para cada uno.

¿Puede pedir un préstamo un menor de edad?

Un menor de edad no puede solicitar préstamos en entidades financieras o bancarias por su cuenta debido a que uno de los principales requisitos para pedir un préstamo es contar con la mayoría de edad.

Si debemos pensar a grandes rasgos los requisitos básicos a cumplir por el solicitante de un préstamo, los mismos deberían ser:

  • Ser mayor de edad.
  • Demostrar que se puede devolver el dinero que ha pedido.
  • No aparecer en ningún listado de morosos.

Por lo tanto, si un menor requiere de efectivo, deberá haber un mayor de edad que respalde la operación y que cumpla con todos los requisitos solicitados por el banco o la financista por la que decidan optar.

¿A partir de qué edad se puede pedir un préstamo?

La mayoría de edad en nuestro país es a partir de los 18 años según el Nuevo Código Civil que entró en vigencia en 2015. Sin embargo, la edad de la mayoría es una modificación del Código que se realizó a finales del 2009. Gracias a dicho cambio, los jóvenes desde los 18 años pueden comprar una propiedad, contraer matrimonio, viajar al exterior, casarse o firmar el contrato de alquiler de su primer departamento sin necesidad del permiso de sus padres.

La finalidad de esta modificación es poder hacer que los jóvenes a partir de los 18 años puedan hacer pleno uso de sus derechos en materia civil y comercial y no tener que esperar hasta los 21 años en algunos casos como era antes de la modificación. En relación a esto, la presidenta de la Comisión de Legislación General, Vilma Ibarra, había asegurado que “pone a tono la legislación nacional con la de países como Alemania, Canadá, España, el Reino Unido, Chile y Uruguay, y amplía las capacidades de los jóvenes de entre 18 y 20 años“.

Además, “La Convención Internacional del Niño establece que se entiende por niño a todo ser humano menor de 18 años de edad. Con estas iniciativas se busca adaptar la legislación nacional a los tratados internacionales a los cuales adhieren la Argentina y los países del Mercosur”, afirmó Ibarra al diario La Nación. Por lo tanto, a partir de los 18 años los jóvenes ya pueden trabajar con bancos y diferentes financieras o bancos para pedir un préstamo personal.

Responsabilidad y solvencia

Si bien los motivos que nos pueden llevar a pedir un préstamo son múltiples, se debe ser responsable al solicitarlo. Lo que nos lleva a pensar los préstamos se otorgan únicamente a mayores apelando a su capacidad y solvencia para retornar el dinero pedido en tiempo y forma, y de no ser así, ser apacibles de una sanción acorde.

Es por esta razón que concordamos con las siguientes recomendaciones:

  • Pedir el dinero estrictamente necesario. Cuanto menos dinero se pida a la entidad más fácil será devolverlo puesto que las cuotas mensuales serán más accesibles (aunque la cuota final dependerá del plazo de devolución y del tipo de interés aplicado).
  • Justificar el gasto indicando a la entidad la finalidad y el plazo de devolución.
  • Presentar toda la documentación solicitada por la entidad financiera y en especial la nómina.
  • Mantener una cierta vinculación con la entidad permite conseguir financiación a tipos de interés más bajos.
  • Devolver el dinero en el mínimo plazo posible.
  • Contratar un seguro de amortización de préstamo y de protección de pagos.

¿Necesito un préstamo personal?

¿Estás pensando en renovar tu casa? ¿En cambiar tu auto? ¿Hacer un viaje? O quizás quieras dejar la casa de mamá y papá e independizarte, pero no te alcanza el efectivo que tenés ahorrado para poder dar ese gran salto. O quizás, surge un imprevisto y tenés que realizar un gasto extra que no tenías pensado en tu contabilidad.

Todas estas situaciones nos hacen pensar que, quizás, estés necesitando un préstamo. Como podemos ver en nuestro artículo, el ranking de Razones para pedir un préstamo, los motivos para pedir un préstamos son múltiples y dependerán de las necesidades o anhelos de cada uno que lo solicite.

Entre los beneficios que encontramos en esta herramienta financiera, además de contar con efectivo de forma rápida, es que podemos darle un sin fin de usos y podemos acordar con la entidad que lo otorga el plazo a pagar para poder obtener cuotas que sean acordes a nuestra economía. Si todavía necesitas un préstamo y tenés dudas sobre las ventajas que tienen, podes visitar nuestro artículo ¿Cuáles son los principales beneficios de un préstamo?

Prestamos sin aval

Actualmente es muy simple y rápido conseguir un préstamo sin aval o garantía. Por un lado, podemos optar por trabajar con una financista o con un banco. En ambos casos nos van a pedir que seamos mayores de edad, contar con ingresos comprobables, que puede ser los recibos de sueldo si trabajamos en relación de dependencia. En el caso de trabajar como autónomo, se tendrá que demostrar la regularidad en la facturación y dependiendo de régimen en el que se esté inscripto pueden pedir DDJJ de IVA, Ganancias, aportes jubilatorios, etc.

Además, estas entidades nos pedirán llenar unos formularios y verificarán si contamos con deudas previas.

En una situación que se necesita un préstamo personal urgente, se puede solicitar el efectivo vía internet y en muchos casos, el dinero se acredita en el día. Para poder estar seguros de que estamos por tomar la decisión correcta y que vamos a poder asumir la responsabilidad de devolver la plata, hay varias páginas web que nos permiten realizar una simulación de préstamo que se quiere pedir, así podemos ver cuánto podemos pedir, en cuantas cuotas pagar y cuales son los gastos por el servicio.

¿Qué necesito para un préstamo?

Si bien ya abordamos parte de los requisitos que se necesitan para pedir un préstamo, tenemos que tener en cuenta que estos dependen de la entidad con la que se trabaja y la cantidad de plata a pedir. Además, puede haber entidades que nos soliciten una garantía o un aval para otorgar el préstamo. La garantía puede ser un título de una propiedad de un familiar o un allegado que esté dispuesto a salir de garante. Si no cuenta con una garantía hipotecaria, puede averiguar si la institución acepta trabajar con una empresa que le auspicie de garante como puede ser del Fondo de Garantías Buenos Aires.

Una cuestión a tener en cuenta es que no contar con una garantía no es sinónimo de rechazo del préstamo solicitado. Sin embargo, esto seguramente interfiera en nuestra calificación y nos presten menos dinero del solicitado.

En resumen, si estás buscando cómo financiarse quizá un préstamo personal sea una alternativa atractiva para no seguir enfrentando una limitante por no tener efectivo disponible.

Los tabúes sobre préstamos personales

¿Necesitas cambiar el auto pero no te alcanza con lo que tenés ahorrado y no querés pedir un préstamo por temor a sobre-endeudarte? Muchas veces el desconocimiento suele ser la mayor traba para poder llevar adelante tus proyectos, convirtiendo así, a un préstamo en una palabra tabú.

Para poder salvar esta situación veremos a continuación los errores clásicos que se cometen al momento de pedir un préstamo. Entre estos se destacan:

 

  • Desconocer los términos y condiciones de tu préstamo: al momento de solicitar financiamiento, se debe conocer el monto que te prestan, la tasa de interés, la comisión por apertura, si se cobran intereses sobre saldos insolutos, si hay que cubrir gastos de seguros y notarios, entre otras cosas. Es importante leer bien las condiciones y hacer cuantas preguntas sean necesarias al asesor de la entidad financiera. Así se evitará encontrarse con una sorpresa al momento de tener que pagar las cuotas. El mayor tabú con el que cuentan los préstamos es el desconocimiento y los tecnicismos con los que se expresan los intereses y gastos. Por eso, es importante evacuar todas las dudas que surjan.
  • No pagar a tiempo: Al momento de solicitar el préstamo es necesario que haga un balance de sus ingresos y que verifique que va a poder abonar las cuotas de la devolución del mismo sin comprometer su economía diaria. Los bancos suelen aplicar intereses compensatorios y punitorios. Esta medida ya viene determinada por contrato. Es cierto que a todos nos puede suceder un imprevisto que desestabilice nuestras finanzas y ponga en jaque nuestros compromisos. Sin embargo, debemos estar conscientes de esta posibilidad a la hora de pedir un préstamo. No pagar una cuota no solo implica que se “manche” tu historial, sino que también significa pagar demás.
  • Pedir el préstamo a título personal: Si tu idea es fomentar tu proyecto profesional o una PYME, quizás es mejor optar por créditos empresariales, que no sólo son más amplios sino que además ayudan a que tu empresa genere historial propio. Quizás al arrancar tu negocio, un préstamo personal fue de gran ayuda, pero hay que saber que éstos tienen un límite y hay un momento que quizás dejan de ser la mejor opción.
  • Tener el préstamo incorrecto: Es importante ver que el préstamo sea para cubrir necesidades de corto plazo para evitar sobre endeudarse.  Pese a que para un crédito personal no nos piden que justifiquemos su utilización si en nuestra mente tenemos que saber para qué lo usaremos porque, de otra manera, puede irse de nuestras manos sin que sepamos en qué. Tener un proyecto concreto con fechas de inicio, fin y presupuesto, nos va a ayudar a ordenarnos y va a facilitar el pago de la cuota. 

 

Muchas veces el mayor temor en cuanto al financiamiento es precisamente el financiamiento. Hay muchos tabúes y mitos sobre los préstamos, pero si se utilizan de una manera adecuada puede ser la mejor forma de acercarse al auto o viaje que uno quiere de manera acelerada.

Sobre préstamos personales en Argentina

La mayoría de las personas solicitan préstamos personales cuando necesitan efectivo de forma urgente, por ejemplo, a la hora de hacer frente a un gasto inesperado como puede ser pagar un arreglo del auto o de la casa, o, simplemente para realizar un viaje pendiente o cumplir un sueño. Por lo tanto, este recurso suele una herramienta muy útil cuando es necesario resolver un problema financiero. Si te interesa saber más sobre cómo se pide un préstamo personal en Argentina y sus características podes verlo en nuestro artículo ¿Qué es un préstamo personal?

Las entidades que ofrecen préstamos personales en Argentina son los bancos, financieras y cooperativas. No obstante, cuando el tiempo corre y la necesidad apremia, podemos acudir a una modalidad de financiación que nos permite obtener dinero de forma rápida y ágil de las mismas entidades nombradas: el préstamo personal online .

¿Cómo obtener un préstamo personal online en Argentina?

Hoy en día, cualquier persona que tenga conexión a Internet desde su computadora o su celular puede acceder a la solicitud de préstamos. El procedimiento es muy simple y no lleva más que algunos minutos y unos cuantos clicks. A continuación vemos el paso por paso  la solicitud online:

– Ingresá al sitio web donde quiere solicitar un préstamo

– Completá un formulario de registro para crear una cuenta de usuario

– Completá la solicitud online de préstamo con los datos requeridos (datos personales, características del préstamo, etc.)

– Dependiendo de la entidad (Y el valor solicitado), la aprobación demorará de 30 minutos a 24 horas. Si decide realizar su solicitud mediante la página web de Grupo Puerto, la respuesta puede demorarse menos de 15 minutos.

– Una vez aprobada tu solicitud, el dinero será acreditado automáticamente en tu cuenta corriente.

El monto del préstamo va a ser un dato decisivo al momento de obtener la aprobación, si requerimos más de $500.000 vamos a tener que optar por otra opción de préstamos que requerirán más documentación y garantías.

Sin embargo, solicitar un préstamos personal por internet es una respuesta rápida ante la necesidad de plata de manera inmediata (para una cantidad de efectivo que no requiera un aval).

Préstamos personales en Argentina por vía bancaria.

No siempre es necesario trabajar con una financista si necesitas un préstamo.

Como decíamos al principio del artículo, los bancos en nuestro país también otorgan préstamos personales online y rápidos. Asesorate en el Banco donde tengas cuenta o donde te depositen el sueldo, por lo general, aquellos que son clientes suelen tener muchas más facilidades a la hora de acceder a un crédito, como podemos ver, por ejemplo, en las página del Banco Santarder Río por citar alguno. Los requisitos siempre van a depender de la cantidad de efectivo a solicitar.

Precauciones a tener en cuenta con las financistas que brindan préstamos personales en Argentina por internet:

Se recomienda asesorarse previamente sobre los antecedentes de la empresa ofertante del préstamo, además de informarse en detalle sobre las condiciones de financiación. Esto es extremadamente necesario, a fin de evitar caer en las manos de empresas fraudulentas de préstamo o situaciones abusivas. Es por ello que se recomienda realizar este tipo de operaciones siempre con entidades de trayectoria y renombre en el mercado. Por esta razón, recomendamos leer nuestro artículo ¿Cómo saber si la empresa que emite el préstamo es segura?

Por lo tanto, antes de presionar “Enter”, recordá de hacer bien la tarea:  asesorate y consultá sobre el préstamo y quien lo otorga. De esta forma, podrás acceder al efectivo que necesitás rápidamente, cuidando a la vez tu bolsillo y tu seguridad.

¿Qué problemas me puede generar un préstamo?

Al momento de poner la firma para contratar un préstamo personal, por norma general, se está seguro de que se podrá hacer frente a la deuda mes a mes. Cada uno revisa su economía personal y verifica el poder pagar la cuota de la nueva obligación contraída. Pero en algunas ocasiones, se viven situaciones inesperadas como un despido o tal vez la enfermedad de un familiar, que hacen que no se pueda cumplir con los presupuestos que se tenían planificados.

Existen diversas soluciones en el caso de que no se pueda pagar una deuda:

Garantía personal: Para comenzar, sabemos que los préstamos piden una garantía personal, es decir, al contratar un préstamo ofrecemos como garantía todos nuestros bienes presentes y futuros. Es por ello que , ante una situación de impago prologando, un juez, bajo petición de la entidad financiera o de crédito, puede dar sentencia a que se embarguen nuestros bienes.

Los más comunes suelen ser la cuenta bancaria y la parte de la nómina o pensión correspondiente al salario mínimo, pero si el importe de las deudas es elevado, también pueden llegar a embargarnos el auto, la vivienda y todos aquellos bienes que crean necesarios para saldar la deuda.

Además, si alguien nos ha avalado el préstamo, la persona que lo haya hecho también tendrá que hacerse cargo de la deuda, ya que el garante acepta de forma solidaria hacerse cargo la amortización del préstamo, con lo que si ya no podemos pagar las cuotas y no tenemos bienes embargables o estos son insuficientes, el avalista tiene la obligación de pagar la deuda y si es necesario también se puede dictaminar que embarguen sus bienes.

Refinanciación: Otro dato importante a conocer es que a partir de la primera cuota que se deje de pagar la entidad cobrará intereses de demora, normalmente bastante superiores al de los intereses ordinarios, así como también puede cobrar una comisión por reclamación de pagos o cuotas impagadas. Ambos intereses se acumulan a la deuda original lo que hará que; a largo plazo se tenga que pagar más dinero.

Por cualquier motivo que no podamos pagar las cuotas del préstamo, antes de que la cuota venza, lo más aconsejable es que nos acerquemos a nuestra entidad financiera para explicarles nuestro caso. Seguramente, se podrá llegar a una solución, como establecer un plazo más largo de amortización para que las cuotas mensuales sean inferiores, refinanciar la deuda o bien un período de carencia de capital, durante el cual sólo paguemos los intereses.  Si bien estas opciones, harán que la deuda sea superior a lo largo de los años, son prácticamente las únicas soluciones a corto plazo y, así se evitará entrar en un proceso judicial.

Alta en el veraz: Por último, otra consecuencia que puede tener el dejar de pagar una deuda, es ser  dado de alta como moroso, lo que impactará negativamente si quiere acceder a financiación en el futuro ya que las entidades financieras y de crédito verifican nuestro estado en el Veraz antes de aceptarnos como beneficiarios de un préstamo.

 

¿Existe un máximo o mínimo para pedir un préstamo?

Es importante para las personas, contar con la seguridad de sentirse respaldados en todo momento, ya nos pasa cuando tenemos una buena cobertura médica e incluso, mucho más, cuando sabemos que podemos disponer de un dinero extra ante cualquier eventualidad; ya sea para utilizarlo en gastos de salud, de ocio, vacacionales, de estudio o simplemente para adquirir nuevos bienes o realizar refacciones en el hogar, etc. De esta forma, saber si tenemos un tope para poder solicitar un préstamo nos permite conocer con que cartas estamos jugando y cuales podrán ser las mejores movidas a realizar.

En cuanto a un valor mínimo de un préstamo, hay varias entidades que hoy en día solo con ser cliente o con presentar el DNI otorgan préstamos de menos de $10.000,00. Estos préstamos son una forma fácil y sencilla  al dinero que estamos necesitando. Generalmente los préstamos con DNI resultan ser aprobados en corto tiempo y solamente es necesaria la presentación del DNI del solicitante, más la aprobación crediticia de la financiera seleccionada. Otra opción al momento de solicitar un préstamo, son los préstamos online.

Por lo general las entidades financieras y bancarias van a tomar más recaudos al entregar el préstamo cuanto más grande sea el valor solicitado. Es por esta razón que un préstamo de mayor cantidad de dinero va a estar sujeto al cálculo que realizan las entidades financieras y los bancos sobre nuestra capacidad de endeudamiento total. Este cálculo se realiza tomando los ingresos netos del titular que solicita el préstamo, a este valor se le restan las cuotas de otros préstamos, tarjetas de crédito o hipotecas. Si quienes solicitan el préstamo es una pareja, se tendrán en cuenta lo sueldos de ambos. Un punto a tener en cuenta que, para poder verificar el nivel de solvencia del futuro deudor, se valorará la antigüedad laboral  ya que sirve de garantía que el solicitante recibe y recibirá un ingreso de forma sostenida en el tiempo, lo que le permitirá afrontar el pago de las cuotas por el plazo que se llegue a pactar.

Al resultado que nos da la cuenta indicada arriba hay que aplicarle el porcentaje que considera la entidad que nos dará el préstamo personal que podemos pagar de cuota (puede estar en aproximadamente en el 40%). Si la cuota mensual del préstamo no supera esta cantidad, significa que nos darán el préstamo porque no estamos por encima de nuestra capacidad de endeudamiento.

Por lo tanto, haciendo estas cuentas podemos calcular cuál será el monto máximo que podremos recibir en préstamo en relación a cuánto podemos pagar mensualmente. En cuanto al monto mínimo, deberemos ver cuánto está dispuesto la entidad financiera a otorgar pero implica mucho menos tramites que el caso anterior.