¿Necesito un préstamo personal?

¿Estás pensando en renovar tu casa? ¿En cambiar tu auto? ¿Hacer un viaje? O quizás quieras dejar la casa de mamá y papá e independizarte, pero no te alcanza el efectivo que tenés ahorrado para poder dar ese gran salto. O quizás, surge un imprevisto y tenés que realizar un gasto extra que no tenías pensado en tu contabilidad.

Todas estas situaciones nos hacen pensar que, quizás, estés necesitando un préstamo. Como podemos ver en nuestro artículo, el ranking de Razones para pedir un préstamo, los motivos para pedir un préstamos son múltiples y dependerán de las necesidades o anhelos de cada uno que lo solicite.

Entre los beneficios que encontramos en esta herramienta financiera, además de contar con efectivo de forma rápida, es que podemos darle un sin fin de usos y podemos acordar con la entidad que lo otorga el plazo a pagar para poder obtener cuotas que sean acordes a nuestra economía. Si todavía necesitas un préstamo y tenés dudas sobre las ventajas que tienen, podes visitar nuestro artículo ¿Cuáles son los principales beneficios de un préstamo?

Prestamos sin aval

Actualmente es muy simple y rápido conseguir un préstamo sin aval o garantía. Por un lado, podemos optar por trabajar con una financista o con un banco. En ambos casos nos van a pedir que seamos mayores de edad, contar con ingresos comprobables, que puede ser los recibos de sueldo si trabajamos en relación de dependencia. En el caso de trabajar como autónomo, se tendrá que demostrar la regularidad en la facturación y dependiendo de régimen en el que se esté inscripto pueden pedir DDJJ de IVA, Ganancias, aportes jubilatorios, etc.

Además, estas entidades nos pedirán llenar unos formularios y verificarán si contamos con deudas previas.

En una situación que se necesita un préstamo personal urgente, se puede solicitar el efectivo vía internet y en muchos casos, el dinero se acredita en el día. Para poder estar seguros de que estamos por tomar la decisión correcta y que vamos a poder asumir la responsabilidad de devolver la plata, hay varias páginas web que nos permiten realizar una simulación de préstamo que se quiere pedir, así podemos ver cuánto podemos pedir, en cuantas cuotas pagar y cuales son los gastos por el servicio.

¿Qué necesito para un préstamo?

Si bien ya abordamos parte de los requisitos que se necesitan para pedir un préstamo, tenemos que tener en cuenta que estos dependen de la entidad con la que se trabaja y la cantidad de plata a pedir. Además, puede haber entidades que nos soliciten una garantía o un aval para otorgar el préstamo. La garantía puede ser un título de una propiedad de un familiar o un allegado que esté dispuesto a salir de garante. Si no cuenta con una garantía hipotecaria, puede averiguar si la institución acepta trabajar con una empresa que le auspicie de garante como puede ser del Fondo de Garantías Buenos Aires.

Una cuestión a tener en cuenta es que no contar con una garantía no es sinónimo de rechazo del préstamo solicitado. Sin embargo, esto seguramente interfiera en nuestra calificación y nos presten menos dinero del solicitado.

En resumen, si estás buscando cómo financiarse quizá un préstamo personal sea una alternativa atractiva para no seguir enfrentando una limitante por no tener efectivo disponible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *