¿Cuáles son las razones más comunes para pedir un préstamo?

¿Cuántas veces a lo largo de un año pensamos qué bueno que sería poder cambiar el auto? O quizás… la casa necesita una mano de pintura que ya se ve muy deteriorada… y así podemos seguir infinitamente porque la listas de cosas para hacer siempre es larga e interminable, sobre todo cuando ahorrar se vuelve complicado.

Muchas veces no podemos pensar en afrontar  proyectos de mayor envergadura solamente con lo que nos queda a fin de mes  de nuestro sueldo, mucho menos si debemos enfrentar algún imprevisto. Es por esta razón que un préstamo nos puede permitir financiar eso que tanto queremos hacer.

Son muchos los destinos y los fines que puede tener el usar un préstamo. Por este motivo es que existe una gran cantidad de alternativas y líneas de financiamiento. Aquí te compartimos las razones más comunes por las que se suele considerar el pedir un préstamo:

1. Salir de deudas

¿Tuviste un imprevisto durante el año y te atrasaste en pagar las expensas o las tarjetas de crédito? A través de internet podes solicitar rápidamente un préstamo que te permita cubrir todos estos compromisos antes de que pase más tiempo y la deuda se vuelva más grande. Así te podes poner al día pagando lo adeudado en cuotas.

2. Pequeños emprendimientos

¿Estás pensando comprar un auto y acabas de encontrar una súper oferta pero no te alcanza con lo que tenes ahorrado?  También puede pasar que tenes una muy buena oportunidad para realizar un negocio, pero no tenes el capital necesario para poder afrontarlo. En cualquiera de estos dos casos, un préstamo puede ser el punta pie que necesitas para poder empezar ese micro-emprendimiento que siempre quisiste.

3. Remodelar tu casa

¿Han pasado algunos años desde la última vez que pintaste toda la casa? ¿Tiene una habitación vacía que le gustaría remodelar y convertir en un gimnasio personalizado? Un préstamo puede ser un aliado para dejar tu casa como nueva, sin que implique un gasto que ponga en aprietos tu presupuesto diario.

4. Estudios

Volves de tus vacaciones y te das cuenta que tenes que afrontar el pagar la inscripción de los chicos al colegio, y el nuevo uniforme, el arancel, las primeras cuotas… pero no tuviste oportunidad de reunir la plata aún. O te das cuenta que en tu facultad están dando el posgrado que querías hacer… Con un préstamo podes acceder al efectivo rápidamente para poder solucionar estas situaciones.

5. Vacaciones

No hace falta que nos explayemos mucho en este caso, ¿Qué mejor plan que tomarse unas merecidas vacaciones en una playa del Caribe? En este punto, la plata del préstamo estaría al servicio de que puedas financiar ese viaje que siempre quisiste.

Las razones pueden ser múltiples, sólo hay que saber aprovechar el momento y decidirse a hacerlo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *