¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es un contrato en el que intervienen dos partes, por un lado, la entidad financiera que lo otorga y, por el otro, el prestatario que es el beneficiario de una cantidad de dinero  y quien contrae la obligación de que devolver dicho efectivo junto con el pago, además, de unos intereses pactados y los gastos derivados de la operación.

 

13

 

 

Los préstamos personales son un tipo de préstamo que se suele utilizar para financiar una necesidad específica en un momento dado si no se tiene ahorrado dinero suficiente para hacer frente a ese gasto, como un coche, viajes, estudios en el extranjero o de postgrado, muebles, reformas, etc., y, generalmente, de un valor no muy alto. Los préstamos personales también son conocidos como préstamos al consumo. Por lo general, las entidades ofertan infinidad de préstamos personales con distintos nombres comerciales como puede ser préstamos coche, préstamo vacaciones, préstamos boda, etc. Todos ellos son prácticamente lo mismo con unas pequeñas diferencias.

 

Antes de concederle un préstamo, la entidad financiera realizará un estudio de viabilidad para valorar su capacidad de pago donde se contemplarán sobre todo sus ingresos mensuales y sus compromisos de pago como otras deudas pendientes para estimar si va a poder pagar las cuotas mensuales del préstamo sin dificultades. Así mismo, la finalidad de esta verificación previa es ver que no se pida el préstamo para cancelar otro préstamo y entrar así en un círculo vicioso de dependencia. El dinero que se pide debe ser utilizado para comprar un producto o para solventar una operación particular.

 

El importe del préstamo, el plazo y el tipo de interés determinan la cuota mensual a pagar. Cuanto mayor es el plazo, menor será la cuota mensual, pero el coste total será más alto porque estará pagando intereses durante más tiempo.

 

Características:

Para poder optar por el préstamo que más nos conviene debemos tener en cuenta las siguientes detalles:

 

  • Tipo de interés.
  • Comisiones de apertura y cancelación (total o parcial).
  • Otros gastos.
  • Plazo de amortización (el tiempo para devolver el dinero prestado).
  • Importe de la cuota mensual (vendrá determinado por la TAE y el plazo).
  • Documentación requerida.

 

Tipo de interés:

El tipo de interés es el precio que la entidad financiera cobrará por prestarnos dinero. Al momento de decidir dónde vamos  a tomar el préstamo no solo debemos ver el interés nominal sino también la Tasa Nominal Anual (TNA) o el Costo Financiero Total Nominal Anual (CFTNA).  El TNA es el dato más utilizado por los clientes de entidades financieras para contrastar las diferentes rentabilidades que ofrecen los productos bancarios. Mientras que el CFTNA es una medida mucho más completa sobre la rentabilidad que la TNA debido a que tiene en cuenta las posibles comisiones o gastos que nos puedan aplicar.

También debemos prestar atención a la TEA o Tasa Efectiva Anual, que es el interés que efectivamente se aplicará si abrimos un préstamo Estás tasas nos va a permitir conocer cuál va a ser el coste efectivo o real de la operación en un periodo anual. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *