¿Qué son los Préstamos Hipotecarios?

El préstamo hipotecario es un producto financiero mediante cual  una entidad financiera nos presta dinero en base a una garantía real que es nuestro inmueble (vivienda, garaje, local, etc). En caso de impago, la entidad nos podrá requerir el cobro del dinero adeudado mediante un procedimiento judicial y en último caso, se podrá quedar con nuestra vivienda como parte total o parcial del cobro de la deuda. Por lo tanto, a diferencia de los préstamos personales o los préstamos de consumo que estuvimos viendo hasta el momento, la diferencia en los préstamos hipotecarios es que es requisito fundamental tener un inmueble que nos sirva de garantía.

Condiciones de los préstamos hipotecarios :

  • Debe haber un inmueble que tiene que tener una escritura pública.
  • Es un préstamo a medio-largo plazo (generalmente entre 15 y 30 años)
  • Hay varios tipos de préstamos hipotecarios de acuerdo al tipo de interés (fijo, variable o mixto), el tipo de cuota que paguemos o el tipo de moneda en el que se pague el préstamo (normal o en divisas)
  • Las condiciones de la hipoteca variarán según la entidad donde pidamos el préstamo y también teniendo en cuenta la finalidad del mismo (adquisición de nuestra vivienda habitual, compra de una segunda residencia, mejora de condiciones “subrogación”, reunificación de deudas-consolidación, etc.)
  • Para dar por finalizada la hipoteca no basta con que se haya devuelto la totalidad del préstamo sino que debe constar en el registro, es necesario que el banco consienta la cancelación.

¿Cómo cotizar un préstamo hipotecario?

Si estamos dispuestos a solicitar el préstamo hipotecario podemos recurrir a los simuladores que hay en internet de distintas entidades financieras o al del Diario La Nación que también cuenta con un simulador de las cuotas a pagar por un préstamo hipotecario que se va actualizando según la inflación. Esto se debe a que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció en abril la habilitación de un sistema de créditos hipotecarios nominados en una unidad de medida que se actualizará según la inflación. Dicha unidad de medida es la Unidad de Vivienda (UVI) y se le otorgó un valor inicial equivalente a la milésima parte de lo que cuesta construir un metro cuadrado, según un índice promedio de varias ciudades del país. Por lo tanto, a diferencia de un crédito hipotecario tradicional, las cuotas se expresarán en UVIs, y su equivalente en pesos a abonar dependerá del valor de la UVI al momento del vencimiento de la misma.

Por otro lado, un requisito para el préstamo hipotecario de la línea UVI es que debe estar destinado para la compra de vivienda única y permanente. Entendiendo por este concepto que el titular no podrá tener más de una vivienda a su nombre (puede vender su vivienda actual en forma simultánea) y que deberá residir permanentemente en el inmueble que esté adquiriendo.

¿Cuánto vale la UVI?

El valor de la UVI se ajusta, porque -al estar el préstamo nominado en UVIs- de eso dependerá cuánto valdrán las cuotas para ir cancelando el crédito. Y esta actualización se hará con el Coeficiente de Actualización de Referencia (CER) que, a su vez, refleja lo que pasa con el índice de precios al consumidor. Por lo tanto, esta medida está intrínsecamente adherida a lo que sucede económicamente en el país.

Resumiendo: a diferencia de todos los préstamos sin avales que vimos hasta el momento, el préstamo hipotecario es un producto financiero que nos permite recibir dinero a cambio de nuestro compromiso personal de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos y poniendo como garantía un inmueble.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *