Tipos de préstamos personales

Los préstamos personales es la forma de obtener dinero más fácil y rápido, ya que como la palabra lo indica, es un “préstamo” en el sentido más liso y llano de la palabra. Por lo tanto, nos entregan una suma de dinero y debe devolverse dentro de un plazo pactado.

Además de ser una de las formas más conveniente de cumplir una meta propia en el momento que uno lo desea. Un préstamo es una forma de financiarse donde el principal beneficio es que no importa cual es el destino del dinero. Entonces, la plata recibida puede ser utilizada para comprar un auto a remodelar la casa o desde pagar un viaje a pagar un postgrado. Quizás solo necesitemos pagar una vieja deuda y conseguir una forma más accesible de pagar en cuotas un valor que no nos asfixie a fin de mes. Por todo esto, un préstamo personal es la herramienta indicada para cualquiera de estos casos.

En nuestro país, las entidades que ofrecen préstamos personales son los bancos, financieras y cooperativas. Muchas veces no hace falta acercarse a ninguna de ellas en persona sino que podemos solicitar el préstamo vía on-line y así, obtener el dinero necesario de forma rápida y ágil. Sin embargo, esto no nos exime de que nos pidan el DNI, para acreditar nuestra identidad, o que hagan una consulta sobre nuestro estado de cuenta en el banco.

Tipos de préstamos

Entre las distintas modalidades de préstamos personales podemos encontrar los siguientes:

  • Préstamos al consumo: Estos préstamos se utilizan para financiar la compra de bienes duraderos como puede ser un auto, una moto, una heladera, lavarropas (cualquier electrodoméstico básicamente), etc.
  • Préstamos personales: Son para financiar una necesidad específica en un momento particular, como puede ser un viaje, un casamiento o salir de un aprieto económico. Es similar al préstamo al consumo pero en este caso es para financiar bienes intangibles.
  • Préstamos para estudios: Estos tipos de préstamos son mucho más utilizados en países como Estados Unidos, el Reino Unido y otros estados Europeos. Se trata de préstamos dirigidos a estudiantes para financiar matrículas universitarias, estudios de postgrado o estancias de estudio en el extranjero. Los costes suelen un poco más baratos que los préstamos personales.

Después están los bien conocidos préstamos hipotecarios para poder construir o comprar una casa. Pero en este caso si no se paga el préstamo, la entidad que lo otorga aplica la hipoteca y se queda con la propiedad. Además que por ser un préstamo de mayor envergadura, seguramente requiera de mayor documentación respaldatoria del solicitante.

Préstamos inmediatos

Tal como lo indica el título estos préstamos son los que se otorgan en el acto. Grupo Puerto cuenta con esta opción para acceder hasta $150.000 en el momento contra entrega de cheques. La solicitud la puede hacer mediante página web o llamando por teléfono. La devolución de dicho préstamo es en 12 cheques.

Si todavía te quedan dudas sobre pedir un préstamo personal, te invitamos a que veas nuestra las condiciones de nuestros préstamos personales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *